“The Connected Nest”: proyecto final para el Center for Speech & Hearing Impaired Children de Kanekal.

 

Todas las acciones realizadas durante las pasadas semanas nos han conducido hacia la instalación colectiva “El nido conectado /// The connected nest”. En ella se utilizaron los mismos objetos cotidianos de las acciones anteriores para darle sentido a la construcción final. Para ello, fue muy importante la implicación de toda la comunidad educativa para la recogida de los distintos materiales: palos de bambú, hierba seca, arena, ramas de palmera, etc., materiales que utiliza la población local para construir los tejados de sus casas.

Esta instalación final se desarrolló de manera intuitiva; no hubo necesidad de dar ningún tipo de indicación al respecto. A lo largo de las tres sesiones, valores como la igualdad, el bien común, la importancia de la colectividad y del yo en lo colectivo fueron puestos en relevancia mediante dinámicas lúdico- artísticas.

Comenzamos por la creación de la estructura base: el círculo, que nos serviría de referencia a la largo de todo el proceso. Las niñas trazaron una circunferencia, para más tarde, plasmar las huellas de sus manos en negativo, con la ayuda de otra compañera, utilizando el polvo blanco de rangoli. Una vez finalizada esta parte de la actividad, entre todas transitaron dentro del círculo para hacerlo suyo, para sentirse parte de él.

En la segunda sesión, una vez determinado el espacio de intervención, construimos la estructura vertical, cavando, insertando y atando piezas de bambú, con la ayuda de la comunidad educativa y por supuesto de las niñas.

En la última sesión fueron generando el espacio, con ramas y hierba seca, de manera que tomó la forma de un nido gigante. Su interior posteriormente se cubrió con polvo de rangoli blanco, colocando las vasijas utilizadas anteriormente en el centro, como metáfora de ese cuidado de lo común. Por último, conectamos el nido con las distintas partes del centro educativo con el trapillo rojo, material utilizado como hilo conector en casi todas las sesiones realizadas del proyecto. Uno de esos hilos conectaba directamente con una de las aulas, donde, cruzando la habitación, en el mismo colgaban unas cien fotografías realizadas durante todo el proceso.

 

Durante toda la sesión, y al terminar, las niñas jugaron de manera espontánea con los distintos elementos. El hecho de colocar la hierba (realizado casi en cadena de manera espontánea); entrar y salir del nido por una abertura por la que era necesario agacharse para pasar; saltar, estirar, crear espacios con los distintos hilos que atravesaban el patio… todo se convertía en una experiencia lúdica vivida en común.

 

 

 

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s